El pasado sábado, 5 de marzo, celebramos la “abertura” (del portugués) de la escuela de turismo. Vinieron alumnos y familias, profesores, religiosas canosianas, pastores de las “asambleas de Dios”, y autoridades: el jefe de Suko (Makili), un representante del administrador de la Isla de Ataúro y los presidentes de dos importantes asociaciones: Atkoma (que reúne entidades de turismo en Ataúro) y una ong pionera en el ecoturismo.

Durante la mañana se sucedieron las intervenciones de los invitados de honor, los cantos y bailes y los momentos simbólicos. Se completó con la comida compartida. Fue una ocasión no sólo de darnos a conocer, sino también ver oportunidades de colaboración.

Para los alumnos fue una ocasión práctica de aplicar el “protocolo” y la comunicación, además del canto, por supuesto.